Àlvarez con el alcalde, Carratalá