El Hospital Universitario de La Ribera diagnostica cada año 130 nuevos casos de cáncer colorrectal

El Hospital Universitario de La Ribera diagnostica cada año 130 nuevos casos de cáncer colorrectal, un tipo de tumor que constituye la segunda causa de mortalidad tumoral en ambos sexos, por detrás del cáncer de mama en las mujeres y de pulmón en los hombres. Precisamente, mañana domingo, 31 de enero, se celebra el Día Mundial del Cáncer de Colon y Recto.

Según los expertos, entre el 5% y el 10% de los pacientes que presenta esta patología oncológica es por causas hereditarias, un 20% por antecedentes familiares y al 70% restante se les manifiesta la enfermedad de manera esporádica. Dentr de este último grupo, sí existen una serie de factores de riesgo que hacen a una persona más propensa a desarrollar un tumor, entre ellos, la edad (entre los 50-69 años), el sexo o los hábitos de vida.

Asimismo, especialistas del centro sanitario de Alzira estiman que la detección precoz en este tipo de tumores puede reducir la mortalidad hasta un 30% de los casos. En este sentido, el Dr. José Miguel Cuevas, Jefe del Servicio de Oncología del hospital, afirma que “es esencial que la población con riesgo medio de padecerlo participe en los programas de Prevención del Cáncer Colorrectal que actualmente lleva a cabo el Centro de Salud Pública de Alzira, en colaboración con el hospital. Mediante el cribado de análisis de sangre en las heces podemos detectar tumores cancerígenos en fases primarias, de modo que se consigue una mayor curación con tratamientos menos agresivos.”

Con este programa, iniciado a principios de año y que se extenderá de forma paulatina al resto de municipios de La Ribera, los cerca de 55.000 ciudadanos de la comarca englobados en la población diana, recibirán una carta en la que se les invita a participar. Los que deseen participar, obtendrán un kit para que puedan realizar la toma de la muestra en su propio domicilio y entregarla en su centro de salud. Si el resultado de la prueba es normal, los ciudadanos recibirán una carta en su domicilio que les informará del resultado negativo del test; en caso de que hubiera alguna anormalidad, el médico de cabecera les informará de la conveniencia de volver a repetir la prueba o de realizar otras pruebas diagnósticas.

La importancia de la detección precoz de este tipo de tumor radica en el hecho de que, sobre todo al principio, el cáncer colorrectal no presenta ningún síntoma porque tarda entre 2 y 3 años en declararse. Cuando la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada aparecen síntomas como sangre en la materia fecal, dolores de estómago, cólicos frecuentes sin razón conocida, cambios en los hábitos de defecación y pérdida de peso sin razón conocida.

Prevención

Además de medidas de prevención secundaria, es importante llevar a cabo medidas de prevención primaria de este tipo de tumor, como la adopción de estilos de vida saludables: no fumar, evitar la obesidad, el tabaco y el alcohol, realizar ejercicio físico regularmente, aumentar la ingesta diaria de frutas y verduras y limitar el consumo de alimentos que contienen grasas animales son protectores esenciales en el desarrollo de este tipo de cáncer.

Según el Dr. Cuevas, “todos podemos contribuir con estas medidas, tanto primarias como secundarias, a disminuir la incidencia del cáncer de colon, un campo donde el Hospital Universitario de La Ribera es referente tanto por sus capacidades diagnósticas como de tratamiento.”

En este sentido, La Ribera ha sido uno de los primeros centros de España en incorporar a su cartera de servicios el método Fast-Track o Rehabilitación Multimodal para cirugías de cáncer de colon, un innovador método que acelera hasta un 50% la recuperación de los pacientes. Siguiendo una serie de medidas, este protocolo permite minimizar el dolor y el estrés postquirúrgico, atenuar sensiblemente las complicaciones asociadas a esta cirugía, acortar los plazos de convalecencia y aumentar la calidad de vida del paciente.

Asimismo, el Servicio de Biología Molecular del Hospital lleva a cabo estudios genéticos que permiten pronosticar la respuesta al tratamiento antitumoral en pacientes con cáncer colorrectal. Además, con estos estudios los especialistas pueden detectar la presencia de mutaciones en un gen denominado K-Ras, que están asociadas con la supervivencia global en este tipo de pacientes.

Una respuesta para "El Hospital Universitario de La Ribera diagnostica cada año 130 nuevos casos de cáncer colorrectal"

Deixa el teu comentari