El Hospital de La Ribera niega colapso en Urgencias y lamenta la alarma injustificada generada por SIMAP

• El Hospital de La Ribera ha implementado numerosas medidas para hacer frente al aumento de la demanda por la gripe que afecta a todos los hospitales.

• Resulta incoherente que SIMAP critique reiteradamente las condiciones laborales de los profesionales cuando todos los sindicatos, incluido SIMAP, han firmado el Convenio Laboral que recoge estas condiciones.

Alzira (09.02.18).– En relación al comunicado de hoy del sindicato SIMAP, el Departamento de Salud de La Ribera quiere manifestar:

– Resulta incoherente las reiteradas menciones del sindicato SIMAP a la precariedad laboral de los profesionales de La Ribera cuando el actual Convenio Colectivo que recoge estas condiciones fue firmado por unanimidad por todos los sindicatos, incluido el propio SIMAP; se trata de un convenio que todos los sindicatos han exigido a la Conselleria que se prorrogue hasta diciembre de 2018.

– Este convenio contempla una mayor retribución fija para todas las categorías, además de los incentivos inexistentes en la gestión pública y otras ventajas como medidas de conciliación laboral y familiar, formación interna y carrera profesional.

– Por otra parte, negamos que exista “colapso” en las Urgencias del Hospital. Se está haciendo frente a la mayor demanda asistencial, propia de estas fechas provocada por el frío y la gripe, con medidas como refuerzo de personal, suspensión de intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas no urgentes, potenciación de la UHD (Unidad de Hospitalización a Domicilio), especialmente en las residencias de la tercera edad, y que conlleva que se esté dando la atención que necesitan todos los pacientes. Asimismo, el Hospital niega que se haya reducido el número de facultativos en urgencias en los últimos años.

– Asimismo, desmentimos rotundamente que se esté produciendo una actividad quirúrgica desmedida; todo lo contrario, se han suspendido operaciones programadas no urgentes para atender la prioridad de los ingresos de urgencias. Como se puede ver en el gráfico, en enero del año 2016 se programaron 601 pacientes de hospitalización, en enero de 2017 se programaron 533 y en enero de 2018 solo 482 pacientes, mientras que han aumentado aquellas operaciones de Cirugía Mayor Ambulatoria que no requieren ingreso hospitalario.

– Esta situación de incremento de demanda asistencial y de mayor espera para subir a planta, está sucediendo en todos los hospitales públicos como se puede ver a diario en los medios de comunicación, aunque SIMAP lo niegue; en muchos de ellos con camas triplicadas, camas en los pasillos de hospitalización, suspensiones de operaciones y largas esperas para ingresar en Urgencias.

– El Hospital de La Ribera remite, diariamente, los datos de espera en Urgencias a la Conselleria de Sanitat, datos que evidencian que el Hospital de Alzira está haciendo frente a la situación con mayor eficacia. Invitamos al sindicato SIMAP a que solicite a la Conselleria estos datos para subsanar su falta de información y dar una información veraz a los pacientes.

– En este sentido, lamentamos profundamente el sentido catastrofista y sensacionalista por parte de SIMAP en el uso de términos como “hacinamiento”, “tercermundista”, “semanas informales de colapso”… que evidencian una gran falta de responsabilidad y genera falsa alarma entre la población.

– Asimismo, resulta revelador que el sindicato alabe ahora la labor de los profesionales cuando en 20 años no ha reconocido públicamente logro alguno a los trabajadores del Departamento.

Cápita y Plan Estratégico

– Por otra parte, en referencia a la cápita destinada a La Ribera, invitamos al sindicato SIMAP a lectura del informe del Síndic de Comptes, encargado por la actual Conselleria de Sanitat, que concluye el ahorro de un 25% (unos 50 millones anuales) frente al resto de hospitales públicos con unos índices de calidad y satisfacción mejores que el resto de hospitales.

– En este punto, aclarar que por contrato la cápita anual de La Ribera nunca puede incrementarse más que la cápita del resto de hospitales públicos.

– Sobre el Plan Estratégico 2018-28 de Ribera Salud, resulta inexplicable que SIMAP critique este ejercicio de responsabilidad con los ciudadanos de la comarca, el cual recoge las necesidades y áreas de mejora para la próxima década.

– Se trata de un Plan en el que se viene trabajando en los dos últimos años y entendemos que todos los hospitales públicos deberían realizar este análisis detallado de futuro para detectar áreas de mejora.

– Sin embargo, el sindicato SIMAP obvia que hasta la fecha se desconoce ningún Plan estructurado de la Conselleria de Sanidad para afrontar los próximos años. Por el contrario, en las charlas por los municipios ofrecidas por la Directora General de Alta Inspección se están prometiendo numerosas inversiones de forma aislada, cuando los presupuestos oficiales sólo recogen 3,9 millones de euros.

Deixa el teu comentari