La Diputación invierte 300.000 euros en la remodelación de la Casa de la Cultura de Cullera

• El municipio ha recibido un total de 792.000 euros del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de la Corporación

• El diputado Toni Gaspar participa este viernes en el acto de inauguración del salón de actos junto al alcalde de Cullera, Jordi Mayor

20161019_105644-14/noviembre/2016. Cullera inaugura este viernes la remodelación integral del salón de actos de la Casa de la Cultura, una actuación financiada con 300.000 euros del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (PIFS) de la Diputación de Valencia, a los que el ayuntamiento ha sumado otros 90.000 euros. El diputado Toni Gaspar participa este viernes en el acto de inauguración junto al alcalde del municipio, Jordi Mayor.

Desde el consistorio se ha destacado que la remodelación “ha devuelto el esplendor a un espacio abierto al público en 1972 que, desde entonces, no había sido objeto de una reforma en profundidad”. No en vano, el uso continuado y la falta de un mantenimiento adecuado habían llevado a un estado de degradación preocupante al salón de actos de mayor aforo con el que cuenta la ciudad.

Además de deficiencias en el suelo y las butacas, las obras han desvelado nuevas necesidades ocultas a simple vista que han tenido que ser subsanadas. Por ese motivo, una de las primeras decisiones del nuevo gobierno municipal fue actuar sobre una infraestructura que pasa por ser uno de los espacios más usados por los cullerenses para acontecimientos de toda índole social y cultural.

Con esta inversión “no solo se ha lavado la cara al salón sino que se ha logrado convertir en un espacio moderno y vanguardista dotado de las últimas tecnologías”, ha asegurado el alcalde de la localidad, Jordi Mayor, quién además ha destacado que con la remodelación “le hemos devuelto la dignidad” al salón, que ahora podrá volver a albergar presentaciones falleras, conferencias, conciertos, obras teatrales y otro tipo de actos en mejores condiciones.

Detalle de actuaciones

La actuación ha servido para sustituir el viejo suelo de madera —que se hundía a tramos— por uno nuevo de microcemento. Además, se ha cambiado todo el patio de butacas con una ampliación sensible del aforo (504 sillones) y nuevas plazas reservadas para personas con movilidad reducida. También se han sustituido con moqueta las viejas maderas que envolvían las paredes del salón y que se encontraban dañadas en su interior por las termitas.

Asimismo, se ha mejorado la visibilidad y la acústica del escenario, se ha cambiado la climatización y se ha triplicado la iluminación con un nuevo sistema de eficiencia energética que ahorra más de un 50 % del consumo de luz. Por último, se han hecho accesibles tanto la entrada al edificio como los baños.

792.000 euros para inversiones sostenibles

La primera fase del PIFS de la Diputación, que ha dejado un total de 792.000 euros en Cullera, también ha permitido al consistorio realizar obras de mejora de la seguridad peatonal en la carretera de El Faro, reformas en la residencia de ancianos del municipio, en los colegios públicos y otras dependencias municipales.

Deixa el teu comentari