Las quemaduras solares son la primera causa de los melanomas que detectan los Dermatólogos del Hospital de La Ribera

Ante el comienzo oficial del verano este próximo sábado, 21 de junio, los especialistas recomiendan tomar precauciones para disfrutar del sol sin peligro.

• El Hospital de Alzira ha diagnosticado en los últimos 3 años más de 130 nuevos casos de melanoma. Es el 4º tumor más habitual en la población detrás del de mama, pulmón y colon.

• La Ribera ha puesto en marcha recientemente la Unidad Específica de Melanoma con personal especializado y los últimos adelantos médicos y tecnológicos.

• Evitar la exposición entre las 12 y las 16 horas, aplicarse crema de protección solar 30 minutos antes de iniciar la exposición o repetir cada 2 horas son algunos de los consejos apuntados por los especialistas.

Alzira (19.06.14).- Las quemaduras en la piel producidas por un exceso de sol son la primera causa de los melanomas que detecta el Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de La Ribera. Por ello, ante el comienzo oficial del verano este próximo sábado, 21 de junio, los especialistas del centro sanitario de Alzira recomiendan tomar precauciones para disfrutar del sol sin peligro.

Foto prensaEl Hospital de La Ribera ha diagnosticado en los últimos 3 años más de 130 nuevos casos de cáncer de piel, un tipo de tumor que se ha situado como el 4º más habitual en la población por detrás del de mama, pulmón y colon. Asimismo, los expertos consideran que se trata de una patología con mayor incidencia entre la población de 40 a 60 años de edad y que afecta por igual a hombres que a mujeres.

Unidad específica

Para abordar esta patología, el Hospital de La Ribera ha puesto en marcha recientemente una Unidad Específica de Melanoma con todos los adelantos médicos y tecnológicos para un tratamiento personalizado. Así, esta Unidad -dependiente del Servicio de Dermatología- cuenta con varios dermatoscopios digitales de alta resolución que permiten el seguimiento de lesiones cutáneas con alto riesgo y su diagnóstico precoz, gracias a que realizan fotografías de todo el cuerpo para analizar las características morfológicas inapreciables de las pecas o lunares (color, pigmentación, elevación, etc.).

Esta Unidad monográfica de Melanoma está formada por personal altamente especializado y que cuenta con amplia experiencia en el abordaje de esta enfermedad dermatológica. Además, trabaja de manera multidisciplinar con oncólogos, radiólogos, cirujanos plásticos y oncólogos radioterápicos del hospital.

Autoexploración en personas con pecas y lunares

Además de las quemaduras solares, otro factor de riesgo relacionado con el sol es la presencia de muchos lunares o pecas en la piel de una persona ya que pueden acabar por convertirse en malignos. Por ello, en palabras de la Dra. Carmen Ortega, Jefa del Servicio de Dermatología del Hospital de Alzira, “es fundamental realizar periódicamente una autoexploración en todo el cuerpo, sin olvidar zonas como las palmas de las manos y las plantas de los pies, orejas, cabeza, uñas, espalda y genitales.”

Los especialistas recomienden acudir al centro de salud en caso de que se advierta que un lunar o peca cambia de tamaño, forma o color. Según la Dra. Ortega, “la detección precoz de un melanoma permite alcanzar unos índices de curación cercanos al 90%.”

Medidas de prevención ante el sol

Para evitar los efectos perniciosos del sol los expertos abogan por una serie de medidas preventivas. Así, hacen hincapié en la necesidad de evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas, que es cuando la incidencia de los rayos ultravioleta es mayor, así como en la importancia de exponerse al sol de forma progresiva, con el fin de evitar totalmente las quemaduras solares. Igualmente, apuntan que no hay que realizar exposiciones prolongadas y evitar dormirse al sol.

Otra de las medidas a tener en cuenta para que la exposición al sol se realice sin riesgos es aplicar la crema solar 30 minutos antes de iniciar la exposición, aplicando una capa uniforme, lo más gruesa posible, sobre la piel limpia y seca. La aplicación de la crema solar se debe repetir cada dos horas, independientemente del factor de protección solar escogido o del tipo de piel y, sobre todo, repetirla después de cada baño.

Otra de las recomendaciones hace referencia a que las nubes no frenan las radiaciones ultravioleta, por lo que es frecuente que se produzcan quemaduras en días nublados. Lo mismo ocurre los días de viento, ya que la brisa, al reducir la sensación de calor, hace olvidar el peligro del sol. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el agua, la hierba y la arena actúan a modo de espejo reflejando sobre nuestro cuerpo los rayos ultravioleta que reciben.

Un factor importante en la producción de melanomas es el grado de fotoprotección natural de cada persona; así, personas con ojos azules, piel clara, que se pigmentan poco y se queman con facilidad tienen una clara mayor incidencia de melanomas que las que tienen ojos oscuros y piel morena.

Ancianos bebés y niños

En cuanto a los ancianos, se recomienda que los ancianos limiten sus actividades al aire libre a la mañana o al atardecer, y que en casa permanezcan en los sitios más frescos, si puede ser, con aire acondicionado. Se debe usar ropa ligera y de color claro.

Por lo que se refiere a la exposición de niños, hay que evitar el uso de la crema solar en los bebés de menos de 6 meses, así como su exposición al sol. Para ello se recomienda que permanezcan a la sombra con ropa que les proteja.

En el resto de edades conviene hacer uso de camiseta y gorra para proteger la piel y gafas de sol para os ojos, ofreciéndoles agua abundante y así evitar deshidrataciones. En cuanto a la crema solar los expertos recomiendan utilizar siempre productos factor 30 o superior. Conviene aplicarla cada 2-3 horas, después de sudar mucho o bañarse.

Peu

Ribera Televisió

RiberaTV naix l'any 1986 amb la idea de crear una televisió lliure i plural. En 2005 obté la llicència per la GV per a emetre en el marc legal de la TDT.

Deixa el teu comentari