Policías Locales que hacen de conserjes

El concejal de Seguridad asigna servicios de vigilancia de edificios municipales a agentes que deberían estar patrullando.

Se disparan las quejas por la escasa presencia policial

2-coches-en-pasos-de-peatonesAlgemesí (09.12.2016). La situación de la Policía Local de Algemesí es crítica. Y es que el concejal de Seguridad Ciudadana sigue haciendo méritos para desestabilizar la plantilla y convertirla en una policía inoperante. Hemos recibido comentarios y quejas de varios agentes de la plantilla que afirman que la situación ya es insostenible.

La última, destinar jóvenes agentes que deberían estar patrullando por las calles a estar sentados en una silla en el ayuntamiento. Hasta el momento, las tareas de vigilancia de edificios municipales las realizaban agentes en régimen de segunda actividad. Estos policías son aquellos mayores de 55 años o con alguna disminución de la condición psíquica o física, que solo pueden realizar tareas administrativas o servicios de poco riesgo, como la patrulla medioambiental.

Hace unos meses el equipo de gobierno modificó el reglamento de segunda actividad, para que los policías acogidos a esta modalidad sólo trabajasen en turno de mañana. Esto ha provocado lo que ya advertimos, que gran parte de la plantilla se concentre por las mañanas en la Jefatura. Es decir, se concentran los policías administrativos, los policías en régimen de segunda actividad (que no salen a patrullar) y los policías que sí pueden salir.
¿Y por las tardes? La Jefatura está desierta. La mayoría de días sólo hay un agente que está en la recepción.

Como no hay agentes de segunda actividad que puedan estar en edificios municipales, hay que destinar a estos menesteres agentes que deberían estar patrullando o vigilando los campos. ¿Y en la calle? Nadie, absolutamente nadie. Mientras, las motos cogen polvo en el garaje. Tampoco hay motoristas.

No hay agentes para la patrulla medioambiental, de vez en cuando sale sólo una persona. La mayoría de días tenemos sólo un coche para toda la ciudad o, incluso peor. El pasado 28 de octubre en Algemesí había sólo un policía local de servicio en la calle y estaba cubriendo un acto en la plaza Mayor. Una temeridad para un municipio de 28.000 habitantes. El equipo de gobierno ya puede dar gracias de que no pasó nada.

Se disparan las quejas

furgoneta-en-plaza-peatonalMientras, los vecinos ya notan el cambio. La policía de proximidad que tanto predicaban ha quedado en saco roto. Los comerciantes se quejan de que ya no hay policías que vayan a pie por las zonas comerciales. Antes entraban y salían, preguntaban por las tiendas si todo iba bien. Ahora ni se les ve. Pero no es su culpa, ellos sólo hacen lo que les mandan, y si tienen que estar en el ayuntamiento toda la tarde, pues allí están.

También se disparan las quejas vecinales. Vecinos que se quejan de que llaman a la policía y tarda infinidad en llegar, no llega, o directamente les dicen que no pueden ir a no ser que sea muy urgente.

4-coches-y-1-moto-en-plaza-peatonalRespecto al tráfico, cada vez se ven más coches mal aparcados. Encima de aceras, pasos de peatones, zonas peatonales o bordillos adaptados. El trabajo educador de años se ha ido al traste en unos meses. Ya no hay nadie que vigile, advierta ni sancione.
Esto es lo que está pasando en la Policía Local de Algemesí. Y mientras el Jefe de la Policía sigue relegado también prácticamente a labores administrativas de 8 a 15. Sí, la alcaldesa le ha prohibido por decreto trabajar más, le ha retirado competencias propias de la Jefatura reconocidas por ley y le ha exigido que se ciña a su jornada, aunque cobra lo mismo haga las horas que haga. Todo un disparate fruto del odio ideológico y el fanatismo que tienen contra todo aquello que ha funcionado durante las legislaturas del PP.

Deixa el teu comentari