Un taller ocupacional recupera el Molí de Monsalvà, edificio agrícola del siglo XIV de gran valor histórico-cultural

  • La rehabilitación ha proporcionado trabajo y formación a 30 desempleados durante seis meses

DSC_0757_okDecía la voz popular que “El Molí de Monsalvà ni para ni va”. Un dicho que, sin embargo, podría tener las horas contadas. El antiguo molino ha vuelto a la vida gracias al esfuerzo y la dedicación de un grupo de desempleados de larga duración, que en los últimos meses ha completado la restauración del edificio, una valiosa muestra de arquitectura civil medieval valenciana.

Un taller ocupacional organizado por el Consorci de la Ribera, entidad formada por las mancomunidades de la Ribera Alta y de la Ribera Baixa,  ha permitido esta rehabilitación del Molí, un edificio del siglo XIV perteneciente a la baronía de Corbera y ubicado en la partida del Colom de Polinyà del Xúquer.

DSC_0763_okEl antiguo molino en ruinas es ahora un nuevo edificio totalmente recuperado para su uso y disfrute como edificio polivalente por los vecinos de la Ribera Baixa, constituyendo un nuevo activo patrimonial, histórico y cultural en la comarca.

30 desempleados del sector de la construcción (20 hombres y 10 mujeres) han ejecutado durante seis meses las obras de rehabilitación, bajo coordinación de siete monitores en dos grupos de trabajo, madera y obra, y la dirección de la técnico Mónica Villalba. 960 horas de trabajo que les han proporcionado formación y experiencia en operaciones básicas de revestimientos ligeros, técnicas de construcción y restauración de madera, así como un contrato laboral en el tiempo que han durado las obras, en el marco de una iniciativa del Consorci de la Ribera para favorecer la empleabilidad y la reinserción laboral de desempleados de larga duración de la comarca.

El molino de las segundas oportunidades

DSC_0719_okMás específicamente, el taller ocupacional estaba dirigido a parados mayores de 25 años, dando prioridad a mujeres, principalmente las víctimas de violencia de género, personas con discapacidad, las personas en situación o riesgo de exclusión social, los mayores de 55 años, las personas con baja calificación y los parados de larga duración.

Entre los alumnos el taller se ha bautizado como “el molino de las segundas oportunidades”, dado que, para la mayoría de ellos, este trabajo ha supuesto la reinserción en el mundo laboral después de situaciones de 4 y 5 años de media en desempleo. Es el caso de Sefa, una de las mujeres que han participado en el taller y para la que “hay personas como yo para las que el molino estará siempre en le memoria”.  O de un emocionado Julian, a quien el Molino, asegura, le ha enseñado recursos para la convivencia y el trabajo en equipo con personas muy diversas.

Precisamente, el impacto de la restauración del Molino en la vida de los alumnos de la escuela taller ha sido recogido en el libro-reportaje “El Molí de la Segona Oportunitat”, de Celia Soriano Gomis.

La necesidad de un edificio emblemático para la comarca

DSC_0704_okEl acto de inauguración ha contado con la presencia de una abultada representación institucional de la comarca, encabezada por los presidentes del Consorcio de la Ribera, Juan Ignacio Barrachina y de la Mancomunitat de la Ribera Baixa, Joan Baptiste Ferrando y el alcalde de Polinyà del Xúquer, Óscar Gonzaléz.

El presidente del Consorci, Juan Ignacio Barrachina, en situación de interinidad tras los últimos cambios políticos, ha recordado que el proyecto es un ejemplo de la voluntad de la entidad que preside para unir las dos mancomunidades (Ribera Alta y Baixa) y ha animado a su sucesor a que haga del edificio rehabilitado “un lugar emblemático para la comarca”. Por su parte, el presidente de la Mancomunitat de la Ribera Baixa, ha destacado que “en esta rehabilitació s’ha completat una projecte que qualsevol polític vol desitjar, una reparació del patrimoni històric que alhora ha donat noves possibilitats económics als nostres veïns”.

Nuevas oportunidades laborales tras el Molí

Durante la presentación se ha hecho entrega de un diploma a los alumnos del taller de empleo, que también han recibido información y asesoramiento para su trayectoria laboral inmediata en el marco del programa de divulgación europeo ‘Conoce y Actúa’.  En este sentido, técnicos de PATER (Plan Territorial para la Ocupación en la Ribera) han puesto en conocimiento de los alumnos diversas iniciativas y posibilidades laborales en la Unión Europea, como la red EURES de movilidad y empleabilidad internacional, o le programa Erasmus para Emprendedores, que ofrece prácticas laborales remuneradas en el extranjero. Por otro lado, los alumnos han recibido información sobre la situación del mercado de trabajo de la construcción y las nuevas oportunidades laborales que el plan económico Europa 2020 puede activar en el campo de la construcción sostenible, la rehabilitación, las energías renovables y la eficiencia energética. Una nueva situación que puede ofrecer nuevos nichos de trabajo en la construcción sostenible y que es objeto de estudio del proyecto internacional ‘Connecting People for Green Skills’, liderado también por        PATER y que ha permitido comunicar a los alumnos del taller las especialidades de la construcción con mejores perspectivas de empleabilidad a medio y largo plazo.

Dos rehabilitaciones en 10 años

La inauguración también ha contado con una presentación del historiador de Polinyà Eduardo Gay, quien ha destacado la importancia del conjunto arquitectónico del Molí y las diferentes vicisitudes que ha atravesado en sus 500 años de vida, desde su origen como infraestructura hidráulica de la Baronía de Corbera (siglo XIV) a su reconversión en motor en los años 70, su posterior abandono y finalmente su compra por parte de la Mancomunitat de la Ribera Baixa en 2003. Desde entonces el molino ha sido objeto de dos rehabilitaciones. PATER fue el organismo impulsor de la primera rehabilitación realizada en el Molí, en la que se recuperó la estructura, se reparó la cubierta y se realizaron trabajos de acondicionamiento y jardinería entre los años 2005 y 2007.

El historiador ha reivindicado la necesidad de pensar una utilidad para el espacio y ha manifestado la necesidad de convertir el edificio en un espacio emblemático: “Ara cal pensar i prepara l’edifici per al futur –asegura Gay- perquè el que no es gasta acaba oblidant-se i se deteriora”.

Peu

Deixa el teu comentari