Benimodo continúa con su apuesta por la creación de empleo en los presupuesto de 2016

El municipio seguirá contando con la tasa para la escoleta infantil más baja de la comarca ribereña.

ajuntament benimodoApuesta por la creación de empleo. Los presupuestos del Ayuntamiento de Benimodo para el curso 2016 ya se aplican tras su aprobación en el pleno municipal. A pesar de la congelación de tributos se han elaborado unas cuentas en las que se sigue apostando por el desarrollo de una bolsa local de empleo en la que se invertirán 30.000 euros “porque consideramos que la mejor política social es ofrecer puestos de trabajo a los vecinos. En los últimos cuatro años, con estos planes hemos conseguido que el ayuntamiento dé trabajo a alrededor de 240 personas diferentes de la localidad”, explica el alcalde, Paco Teruel.

El municipio seguirá contando con la tasa de la escoleta infantil de cero a tres años congelada, siendo la más baja que se registra en la comarca ribereña. Eso a pesar de que, con unos ingresos similares a los de 2015, el consistorio tiene que hacer frente a los gastos de personas y a 117.000 euros de amortizaciones de préstamos provenientes de legislaturas anteriores al 2011, a los que se suman 25.000 euros de intereses.

Dicha situación económica imposibilita que el alcalde reciba sueldo alguno y que ninguno de los ediles conste como liberado, en una situación complicada de encontrar en cualquier municipio de la Ribera. Pese a ello, se han incrementado las partidas correspondientes a Servicios Sociales y se ha creado una nueva atención urgente y directa a familias en riesgo de exclusión por su situación económica.
Además, el consistorio se ha sumado a la Xarxa Llibres y continúa con su apuesta por la cultura con las subvenciones a los concursos de piano, metal y a los Premis Literaris Vicent Andrés Estellés.

Este año, además, nace una nueva beca de 2000 euros para que un investigador acometa un estudio de la localidad que se presentará en la Asamblea de Historia de la Ribera que se celebrará a finales del mes de noviembre en la Pobla Llarga.
El consistorio quiere desarrollar una revisión catastral que adecue el valor de las viviendas a la realidad del mercado tras el paso de la crisis económica y en cuanto a las inversiones se pavimentará el resto de la calles Mestra Cándida Llopis, desde el Carrer del Forn al camino del cementerio, a la espera de los planes provinciales de la Diputación de Valencia para continuar substituyendo la red de abastecimiento de agua del municipio.

Deixa el teu comentari