Cullera impulsa el ‘apadrinamiento lector’ con niños de infantil y primaria

Más de 2.300 escolares han participado en las actividades de dinamización lectora organizadas por la Biblioteca Municipal

CULLERA. 09-07-18. Los niños de Cullera tienen ahora un motivo más para iniciarse en la lectura desde bien pequeños. La Biblioteca Municipal cumple dos años con la puesta en marcha de un novedoso programa de ‘apadrinamiento lector’ a través del cual el alumnado de primaria enseña al de infantil a iniciarse en el mundo de la literatura.

El sistema funciona como una relación contractual en el cual las dos partes se comprometen a cumplir unos objetivos. Los estudiantes de infantil (primeras clases prelectoras) son guiados en la lectura por los ‘mayores’ de primaria; los más pequeños eligen los cuentos o textos que desean conocer y sus ‘padrinos’ se los leen a cambio de que los primeros les presten atención e interactúen.

El resultado ha sido positivo, destaca la concejala de Cultura, Sílvia Roca. Actualmente, participan tres centros escolares de la localidad, la Milagrosa, el CEIP Sant Antoni y el CEIP Doctor Alemany. «Poco a poco se han ido sumando y esperamos que a esta experiencia positiva se unan nuevos colegios», indica.

La relación de padrinazgo se amplía a otras actividades, como por ejemplo las manualidades. «La compenetración es buena y, al final, trabajan en equipo, aprendiendo también valores colaborativos», destaca Roca.

Pero no es la única actividad de dinamización lectora que lleva a cabo este centro bibliotecario. Por él han pasado este curso que acaba de concluir un total de 2336 estudiantes a través de un total de 77 visitas organizadas.

Los alumnos de infantil pudieron tomar parte en cuentacuentos teatralizados, disfrutando de personajes tan idílicos y especiales como el Grúfalo, la zebra Camila o el pollo Kiko. Los de primaria, por su parte, han dado la vuelta al mundo en 80 días de la mano de Julio Verne. Con ‘El secuestro de la bibliotecaria’ se han convertido en bibliotecarios y han aprendido a hacer uso de este servicio de forma divertida.

Ha habido espacio para la magia. Con Roald Dahl y ‘Las brujas’ los participantes aprendieron a hacer conjuros y pócimas mágicas. Esta especialización ha hecho que la biblioteca se convirtiera en una aula de Howarts en la que, con las aventuras de Harry Potter y el Sombrero Seleccionador, cada alumno se ha integrado en una escuela de magia diferente.

La biblioteca cullerense también ha explorado los clásicos. Con el ‘Lazarillo de Tormes’ se ha disfrutado de la picaresca y no han quedado olvidadas epopeyas clásicas como ‘La Odisea’ donde se ha ayudado a Ulises a encontrar Ítaca.

Deixa el teu comentari