Tras seis años, la Generalitat sigue sin abonar el importe para desarrollo del colector de pluviales de la calle Santa Cruz de Almussafes

La actuación urbanística, incorporada en el Plan Confianza, está suspendida desde el año 2010

 El ejecutivo ha incluido de nuevo en el presupuesto del próximo año 2017 la aportación municipal necesaria para el desarrollo del proyecto

Almussafes, a 29 de noviembre de 2016. El Ayuntamiento de Almussafes sigue sin poder materializar el colector de pluviales de la calle Santa Cruz, uno de los cinco proyectos urbanísticos que en el año 2009 incorporó al Fondo del Plan Especial de apoyo a los municipios, impulsado por la Generalitat Valenciana, y que se adjudicó en noviembre del 2010.

La empresa adjudicataria de la actuación urbanística solicitó la suspensión temporal total de los trabajos a finales del 2011, al no encontrarse recogida la cofinanciación de la misma en el contrato administrativo de obras formalizado con el organismo autonómico competente.

Este hecho generó una controversia entre la empresa y la Dirección General del Agua sobre la forma de elaborar las certificaciones de obra que no se solucionó hasta finales del año 2013, aunque transcurridos otros tres años, el importe para la financiación del 46 por ciento del coste total de la obra sigue sin ser abonado por parte del Consell, pese a que el consistorio municipal mantiene la consignación de los 286.260’75 euros necesarios para el desarrollo de los trabajos.

El otro proyecto pendiente, el de la prolongación del colector de pluviales de la calle Cano, incorporado por el anterior gobierno en las inversiones sostenibles del superávit del año 2014, no se ha podido ejecutar dado que la Acequia Real del Júcar denegó el pertinente permiso al Ayuntamiento, al constatar que la evacuación de las aguas de esa vía pública podría llegar a desbordar el caudal de la misma.

limpieza-imbornalesFrente a las afirmaciones de Compromís per Almussafes, en las que reclama mejoras urgentes en la red de colectores de pluviales de la localidad y denuncia que en el presupuesto de 2017, aprobado el pasado viernes día 25, no se ha contemplado una partida para la ampliación del colector de la calle Cano o la creación del colector de la calle Santa Creu, el ejecutivo local tacha de “falsas” las citadas declaraciones.

De hecho, las cuentas municipales de 2017 vuelven a incorporar, al igual que en los cinco años precedentes, la aportación municipal para el desarrollo de las obras del colector de la Calle Santa Creu, por un importe de 286.260’75 euros. Esta actuación urbanística, que en su día se incluyó en el Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en Municipios de la Comunitat Valenciana de la Generalitat Valenciana, para mejorar las infraestructuras de diferentes áreas del municipio y que iba a ser cofinanciada por la Generalitat Valenciana y el propio Ayuntamiento de Almussafes todavía está pendiente de ejecutar.

Pese a las dos reuniones mantenidas por el alcalde, Toni González, y el concejal de Urbanismo, Andrés López, con los responsables de la Dirección Territorial desde su entrada al gobierno, hace ahora año y medio, en las que “reclamaron que finalmente el Consell entregara la aportación comprometida en el Plan Confianza. “Hasta la fecha la cuestión sigue paralizada, aunque no vamos a cesar en esta exigencia, dado que somos conscientes de la necesidad de concluir con esta intervención tendente a paliar las avenidas de agua que se generan en esta zona norte del núcleo urbano en época de fuertes lluvias”, afirma el primer edil, Toni González.

De hecho, el objetivo de esta infraestructura es el de canalizar las aguas desde la calle Mayor y calle Valencia hasta la Ronda Este, es decir, recogería todas las aguas pluviales de la parte norte de la población y, más concretamente, las del colector de la calle Sant Miquel, elemento de la red que incorpora las aguas de la zona deportiva y del Hogar del Jubilado. “Con la ejecución de este proyecto conseguiríamos canalizar las aguas al exterior del casco urbano por la calle Santa Cruz y la Ronda y con ello aligeraríamos el volumen de las aguas del actual colector de la calle Cano, punto urbano en el que en la actualidad se concentran todas las aguas de esta área de Almussafes”, concreta el munícipe.

Las obras de modificación de la salida y prolongación del colector de pluviales de la calle Cano, proyecto incluido en las inversiones financieramente sostenibles que se iban a ejecutar el pasado año con el superávit del 2014, es otra de las cuestiones pendiente de ejecutar. “Contábamos con la dotación presupuestaria, que ascendía a la cuantía de 168.000 euros, pero nos vimos imposibilitados a acometer los trabajos, puesto que desde la Acequia Real del Júcar se nos denegó el permiso para la salida de las aguas en la propia Acequia”, explica el concejal de Urbanismo, Andrés López.

“Ante esta respuesta negativa, reunimos a los vecinos de la citada vía pública para explicarles personalmente la problemática y, además procedimos a la limpieza exhaustiva de todos los imbornales y del colector con una cuba, una acción que no se había realizado en tres décadas y que los vecinos nos agradecieron. Completar esta iniciativa nos ha permitido un mejor funcionamiento de la canalización del colector ante fuertes episodios de lluvias”.

La única vía posible para la salida de las aguas del colector de la calle Cano pasa ahora por construir la prolongación del actual colector de la calle Mayor y con salida al Barranco del Tramusser. “El alcance de esta actuación urbanística es mucho mayor y el coste asciende a 3,8 millones de euros, un importe que en la actualidad no podemos asumir desde las arcas públicas”, afirma.

Por ello, desde el consistorio municipal se está trabajando, junto a la empresa Enerlis, en la financiación externa a través de fondos europeos que permitan el desarrollo del proyecto. Dado que este tipo de subvenciones tan solo se concede a municipios que superan los 20.000 habitantes, el Ayuntamiento de Almussafes abrirá una vía a la mancomunación con los otros dos municipios por cuyos términos municipales transcurre el Barranco del Tramuser, Benifaió y Picassent. “Somos conscientes de su relevancia y desde nuestra entrada al gobierno municipal estamos trabajando desde diferentes ámbitos para poderlo hacer realidad durante la presente legislatura”, concluye González.

Deixa el teu comentari