El Hospital de La Ribera niega que los pacientes de Urgencias estén desatendidos como afirma CCOO

A pesar del bloqueo a las contrataciones de la Conselleria desde la puesta en marcha de las normas de reversión, el Hospital de Alzira ha realizado 30 nuevas contrataciones para reforzar la plantilla y hacer frente al pico asistencial por la gripe y el frío, que existe en todos los hospitales.

 Ribera Salud presentó su Plan Estratégico 2018-28 que contempla la ampliación del área de urgencias y de hospitalización entre otras mejoras, mientras que se desconocen los planes de la Conselleria de Sanitat.

Desde que se anunció la reversión, más de 70 profesionales, incluidos 46 especialistas de prestigio, han abandonado el Hospital de Alzira.

Alzira (06.02.18).- En referencia al comunicado de ayer de CC.OO. sobre el Hospital de La Ribera, el Departamento de Salud de La Ribera afirma:

Como está sucediendo en todos los hospitales y centros de salud de la Comunidad Valenciana, en el Hospital de La Ribera se está produciendo un aumento de la demanda asistencial debido, fundamentalmente, al aumento de la gripe, ineficaz este año por la mutación de la cepa, y las patologías propias del invierno.

Para hacer frente a esta mayor demanda, y a pesar de que las normas de reversión puestas en marcha han bloqueado las nuevas contrataciones, el Hospital ha realizado 30 nuevas contrataciones para reforzar la plantilla de Enfermería (DUEs, auxiliares y celadores) de las áreas de Hospitalización, Urgencias y Unidad de Cuidados Intensivos (UCI); es una provisión de profesionales que podría incrementar en caso de que la demanda asistencial así lo recomiende.

Desmentir tajantemente que los pacientes de Urgencias estén desatendidos y “sin recibir los cuidados necesarios”, como afirma CC.OO., ya que en todo momento se encuentran perfectamente atendidos en los boxes de urgencias y rodeados de personal sanitario.

Afirmar que los pacientes no reciben los cuidados necesarios sólo se puede entender desde la campaña de acoso y derribo que determinados sindicatos y fuerzas políticas están realizando de la gestión de Ribera Salud, y genera una alarma irresponsable e innecesaria en los pacientes.

Plan Estratégico 2018-28

Cabe recordar que Ribera Salud presentó recientemente un Plan Estratégico 2018-28 que, con una inversión de más de 72 millones de euros contemplaba la ampliación de hospitalización a 60 camas, del área de Urgencias y de la UCI, entre otras inversiones.

Frente a este compromiso de inversión, en el caso de que Ribera Salud siguiera gestionando el Departamento, se desconocen los planes de la Conselleria de Sanitat para La Ribera o para el resto de hospitales públicos, para hacer frente a los nuevos retos que depara la demanda asistencial.

El Plan Estratégico 2018-28 contempla también una fuerte inversión en renovación y nuevo equipamiento por valor de 30 millones de euros, la remodelación del Hospital de Día oncológico, inversión en Primaria por valor de 5 millones de euros o un Plan de Transformación Digital con una inversión de 8 millones de euros.

Fuga de profesionales

Por otra parte, en relación a la afirmación de CC.OO. sobre la fuga de profesionales por las condiciones laborales, el Departamento de La Ribera quiere recordar que estas condiciones laborales fueron firmadas por la unanimidad de todos los sindicatos, incluido CC.OO., en el IV Convenio Colectivo del Departamento de La Ribera. Y hay que aclarar que desde que se anunció la reversión hace algo más de un año, más de 70 profesionales, entre ellos 46 médicos especialistas, han abandonado La Ribera, un hecho que va en aumento.

Entre éstos se encuentran profesionales médicos referentes en sus especialidades y de prestigio internacional. Es totalmente ilógico pensar que estos especialistas han abandonado La Ribera en los últimos meses por las condiciones laborales cuando llevaban en la empresa, en la mayoría de casos, más de 18 años, y en muchos casos vinieron procedentes del sistema público de gestión directa atraídos por unas condiciones laborales modernas que contemplan salario fijo más incentivos por resultados en salud, autonomía de gestión, medidas de conciliación, carrera y desarrollo profesional, etc. inexistentes en el sistema público tradicional.

 

Deixa el teu comentari