El touero Enrique Yusta busca un sitio privilegiado en el mundo del karting valenciano

El piloto de la Ribera da el salto desde el radiocontrol a los vehículos monoplazaEl touero Enrique Yusta busca un sitio privilegiado en el mundo del karting valenciano 3Tous, 12 de abril de 201 6. El mundo del karting español se hizo famoso hace unos años con la aparición de Fernando Alonso, que consiguió el título en Fórmula 1 tras pasar por unas competiciones previas en las que también demostró su valía. Anualmente se organizan campeonatos diversos a nivel valenciano, destacando en ellos pilotos como Enrique Yusta, de Tous. El joven se inició en el mundo de los coches teledirigidos y compitió a nivel autonómico y nacional en los años 2013 y 2014, llegando a ser tercero en el ámbito valenciano y séptimo de España. Con el tiempo, sin embargo, su amor por el motor le llevó a dar el salto a una categoría superior en el automovilismo y pasó al karting, en el que ahora está iniciando el Campeonato Autonómico y el Karting Fun valenciano.

Los monoplazas que pilota Enrique Yusta son auténticas balas. Con 250 centímetros cúbicos, son coches de cuatro tiempos y 42 caballos que, con sus cerca de 100 kilos, son capaces de adquirir una velocidad punta de 170 kilómetros por hora, aunque, eso sí, en dos o tres segundo se meten en los 100 kilómetros por hora. “Es muy difícil de practicar y encima no es un deporte muy conocido, más allá del boom de Fernando Alonso. Física y mentalmente es muy duro. Parece mentira que un coche de estas dimensiones cueste tanto de controlar. Yo me preparo físicamente en la piscina para mantener los tiempos en cada vuelta.

El desgaste es brutal. Los coches no tienen suspensiones y en dos o tres segundos te pones a 100 kilómetros por hora”, aduce Yusta. El Campeonato de Karting de la Comunitat Valenciana empezó en Oropesa en marzo y continúa el próximo fin de semana en Cheste. Después vivirá citas en Oliva en el mes de mayo, Chiva en septiembre y Albaida en octubre. Por su parte, el circuito de Karting Fun visitará en mayo Xeresa, en junio Les Palmeretes, en julio Oropesa, en septiembre Benicàssim, en octubre La Ribera y en noviembre, para cerrar el campeonato, Manises.

El karting es un deporte enormemente caro, como la práctica mayoría de los que se desarrollan en el mundo del motor. La seguridad del piloto es esencial y a los pilotos se les obliga a utilizar productos de primer nivel (caso de uniformes ignífugos) para evitar desgracias prescindibles. Costear un monoplaza básico puede situarse en los 8.000 euros. “La parte económica es la más dura. Te puedes gastar 100 o 150 euros cada vez que te desplazas al circuito a entrenar.

Eso, si no salen problemas. A finales de 2015 adquirí mi primer chasis y motor y luego AR Karting confió en mí y me facilitó productos propios para divulgar su marca. Tengo la posibilidad de meterme en el mundillo y busco la mejor posición para darme a conocer. Estoy confiado de poder optar a los puntos regularmente porque en los entrenamientos en los que he podido compararlos, mis registros son muy competitivos”, defiende el piloto de Tous.

Enrique Yusta espera que su progresión le sitúe entre los tres primeros de la Comunitat Valenciana en la próxima temporada a pesar de que compite, de momento, sin equipo. Recibe ayudas de varios comercios y empresas y del Ayuntamiento de Tous. Un nombre, el de Enrique Yusta, a tener en cuenta.

 

 

 

Deixa el teu comentari